Durante los últimos años hemos visto de forma vertiginosa como ha cambiado de forma radical la navegación por internet. Atrás quedan esos tiempos  arcaicos de tener que esperar a llegar a casa, para ir al PC y ponernos al día de las noticias. Ahora, y con los avances tecnológicos, tenemos todo al alcance de nuestra mano. La aparición de los teléfonos inteligentes (smartphones) y las tablets ha puesto todo un cambio de era, la era DIGITAL, pero también ha hecho un cambio en nuestros hábitos de vida, porque en un día normal: ¿Quién de nosotros no va en el metro o en el bus con el smartphone en la mano informándose de todo lo está pasando en el mundo? Esta es la principal razón por la que muchos webmasters han visto el desarrollo de web apps para sus páginas como una clara necesidad. El día de hoy te vamos a contar en qué consiste una web app.

Una web app es una versión de la página web optimizada y adaptable a cualquier dispositivo móvil. Dicho de otra manera, es una página que se puede abrir desde el navegador de cualquier terminal independientemente del sistema operativo que utilice (Android, IOS, Windows Mobile). Esta optimización es posible gracias a las bondades que trae HTML5 y CSS3.

La principal ventaja que tienen es su capacidad de adaptación a cualquier dispositivo móvil, como hemos dicho antes. Es suficiente con que el smarthphone cuente con un navegador móvil actualizado, como Chrome o Safari. Eso sí, para poder visualizar la página correctamente en las diferentes plataformas es necesario incluir algún fragmento de códigos especiales para cada una. Pero hay más ventajas, no ocupa memoria en los dispositivos ya que no es una app que te puedas descargar desde los Market Places, no hacen falta actualizaciones ya que siempre se accederá a la última versión de la página como cualquier página web y al no ser una aplicación nativa, el consumo de recursos del dispositivo es mínimo. Por lo tanto, no afecta al rendimiento del mismo.

A continuación presentamos las ventajas de una webapp:

En linea

Inmediata cuando nos conectamos, se actualizan los contenidos, sin ninguna complicación adicional

Ahorro

Se pueden realizar tareas sencillas sin necesidad de descargar  ningún programa, se ahorra tiempo, recursos y esfuerzos.

Fácil

diseño, no es necesario pensar en algo complicado, simplemente diseñar para dispositivos con una pantalla más pequeña.

Compatible

Con todos los dispositivos, basta tener un navegador actualizado que maneje HTML5.

 

En resumen, en el momento de decidir si queremos una web app tenemos que valorar las necesidades de nuestra compañía para saber si realmente nos vale la pena apostar por una web app.

Si quieres un poco de orientación sobre el desarrollo de web apps o la elección de la tecnología para tu proyecto y más información sobre este tema no dudes en ponerte en contacto con nuestro equipo y te responderemos encantados.